26 Sep 2014

Colombia Campesina

Para nadie es un secreto, que el
campesinado ha sido definitivo en el desarrollo del sector agropecuario de
Colombia por sus aportes a la producción de alimentos. Ellos conforman la
organización de la sociedad rural del país, la cual ha sido diezmada a lo largo
de nuestra historia a causa del conflicto armado y al poco reconocimiento del
Estado a los campesinos.

¿Pero es Colombia un país urbano
o rural? Del total de la población, el 68,4% son habitantes urbanos y el resto
vive en el campo. Sin embargo, la mayor parte del territorio, es decir, 1.954.465
kms.² es rural.
Estos datos son del “Informe de
Desarrollo Humano 2011 Colombia Rural,Razones para la Esperanza”, una publicación del Programa de las Naciones Unidas
para el Desarrollo, PNUD. Nuestro modelo de desarrollo, según el Informe,  “señala que ese modelo urbano-industrial
adoptado en el país puso en situación de subordinación las políticas agrarias y
le asignó al sector rural el papel de proveedor de alimentos, de materias
primas y de mano de obra barata. Esta discriminación se refleja en:
limitaciones para acceder a la propiedad de la tierra, al capital, la
tecnología y los mercados; el deterioro de su importancia y reconocimiento como
sujeto político; la exclusión de los beneficios de programas de desarrollo
rural, de apoyos y subsidios; y la consideración del campesinado solo como
fuerza de trabajo”.
 

Documento que les invitamos a
leer y que fue el motivador para que nosotros desde Descubriendo Paraísos, hiciéramos un pequeño homenaje a los
campesinos y a los grupos étnicos de Colombia, a través de publicar de nuestro
archivo fotográfico, algunas imágenes, que ilustran el diario vivir de estos
personajes que son la razón de ser de Colombia.

 “Sin campo no hay ciudad” dicen jocosamente en
una de las presentaciones de PANACA, lo cual es muy cierto y que deberíamos
reflexionar muy seriamente todos, porque quizás el día de mañana, que queramos
alimentarnos, no habrá nada sobre la mesa.
En fin, el propósito de este post
no es entrarnos en esta problemática, pero si un llamado a la reflexión a
trabajar por el campesino, apoyarlo en programas que los beneficien, amar y
respetar el campo. Entre muchas cosas, rescatamos del campesino que conserva
elementos de la tradición, las costumbres, el estilo de vida, que representa la
cultura del pueblo colombiano, honesto y trabajador.
Además el campo nos pone en
contacto directo con la naturaleza. En contraste con la ciudad, donde el gentío
y el tráfico de sus calles pueden resultarnos agobiantes, la naturaleza tiene
en nosotros un efecto calmante y regenerativo. Caminar por espacios naturales,
resulta una actividad física muy beneficiosa para nuestra salud, además de muy
entretenida para disfrutar en familia o con amigos. Ya sea en el campo, en la
montaña o frente al mar, está más que demostrado que rodearnos de entornos
naturales aporta beneficios a nuestro cuerpo y a nuestra mente.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Leave a reply

Name
E-mail
Website